Tasas de aduana

Las tasas de aduana o de importación a veces se pagan una vez que el paquete llega a su país de destino.

Cualquier tasa de aduana en el momento de la entrega es responsabilidad exclusiva del cliente. Cualquier gasto consiguiente de gestión del transportista (como resultado de las tasas de aduana) es también responsabilidad del cliente.

Fruugo no tiene control sobre estas tasas y no podemos saber cuál sería el coste, ya que las políticas aduaneras y los derechos de importación varían mucho de país a país. Para obtener más información sobre las tasas actuales, ponte en contacto con tu oficina local de aduanas antes de hacer el pedido o consulta www.dutycalculator.com como guía.

Los plazos de entrega estimados no incluyen el tiempo de despacho de aduanas, ya que están fuera del control de Fruugo.

Ten en cuenta que no se reembolsarán las tasas de aduana si cancelas y devuelves tu pedido.

Si cancelas tu pedido al negarte a aceptar la entrega de la totalidad o parte de tu pedido (cuando los productos o los embalajes no parezcan estar dañados ni defectuosos), serás el responsable de cualquier tasa de aduana o de los gastos postales ocasionados al minorista. Cualquier cargo como este debido a un paquete rechazado, se descontará del reembolso de la mercancía.